Tasaciones

La importancia de una buena tasación

A lo largo de nuestra trayectoria hemos podido recabar información y conocimiento en esta materia que, sumada a la formación académica con  una ética responsable en los negocios, tienen por finalidad proporcionar una genuina ayuda en este tema.

 

A la hora de vender un inmueble la tasación resulta un punto clave pues  de ella dependerá el precio de venta estipulado. Sabemos que una tasación correcta es aquella que refleja un valor real de la propiedad. Para ello, es significativo tener en cuenta dos aspectos:

– el monto que se desea obtener por una propiedad

– el precio que está dispuesto a pagar el mercado

Estos dos puntos no siempre coinciden necesariamente: a veces el precio que el mercado está dispuesto a pagar supera las expectativas iniciales del propietario. En otras ocasiones, por el contrario, el propietario desea obtener más de lo que el mercado está dispuesto a pagar.

 

Si bien el propietario tiene la decisión final en cuanto al precio de venta, es el mercado quien finalmente determina el valor que está dispuesto a pagar por el bien. Para que una propiedad encuentre compradores es esencial de que el precio sea justo. Mientras no se dé ese equilibrio,

no se concretará la operación.

 

Los riesgos de una tasación equivocada

Cuando se exige un monto superior a lo que el mercado esta dispuesto a pagar, el propietario enfrentará una serie de inconvenientes:

– La propiedad tendrá un número reducido de interesados, ya que los compradores comparan con otras propiedades similares del mercado.

– Los potenciales compradores descartan la propiedad al leer los avisos y por lo tanto no se producen llamados telefónicos y visitas.

– Otros potenciales vendedores inmobiliarios no se interesan por la propiedad.

– Aunque posteriormente se reduzca el precio, el propietario terminará obteniendo menos de lo que podría haber obtenido publicando un precio real desde el comienzo.

 

Durante las primeras semanas de exposición de la propiedad en el mercado se genera la mayor motivación por parte de los potenciales compradores. Cuanto más tiempo permanece publicada, se va perdiendo interés sobre el inmueble y se produce consecuentemente un desgaste de la oferta.

Estas razones de peso son indicativas de la importancia de contar con una tasación correcta desde un principio: una tasación que refleje el valor real del bien, que no esté por encima ni por debajo del precio que establece el mercado y que permita al propietario obtener el máximo beneficio dentro de los parámetros que rigen el mercado inmobiliario.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *